Rehabilitación del convento de Santa Anna de Alcover para equipamiento cultural

A cargo de Joan Figuerola, Joan Gavaldà y Jordi Romera, arquitectos
Ante el peligro de desaparición del edificio, declarado Bien Cultural de Interés Nacional, el Ayuntamiento de Alcover se propuso parar su proceso de enrunament e iniciar la recuperación del conjunto conventual con la redacción de un estudio global denominado Plano Director para rehabilitarlo y proponer unos nuevos usos culturales al servicio de Alcover y del país.

La primera fase tuvo por objetivo la consolidación, rehabilitación estructural y de las cubiertas del edificio. Mientras que en la segunda fase se ha procedido a la rehabilitación funcional de la zona conventual para equipamiento cultural, con un auditorio a la nave de la iglesia y los servicios necesarios para la celebración de actas y organización de espectáculos.

La rehabilitación iniciada en el momento actual siguiendo el Plano Director mencionado, propone una reutilización del conjunto conventual con finalidades culturales compatibles con las estructuras arquitectónicas existentes, continuando una de las finalidades iniciales de la fundación del convento, ser foco de cultura y arte.

La recuperación de este edificio de excepcionales valores patrimoniales a los inicios del siglo XXI, con la voluntad de ponerlo al servicio de la cultura y las artes, tiene una fuerte carga simbólica y social por el momento actual de Alcover, al vincular el nuevo edificio restaurado con el momento de su construcción a finales del siglo XVI y los inicios del siglo XVII.

Aquel periodo representó por la villa de Alcover una etapa significativa de su historia, con un crecimiento urbanístico más allá de la muralla medieval, la construcción de edificios con el nuevo estilo del renacimiento superando el gótico tardío, la difusión de las nuevas ideas humanísticas provenientes de Italia, siendo focos de cultura y de las artes por los país.

Las obras de rehabilitación y las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo hasta ahora siguiendo las directrices por el Plano Director, han permitido descubrir nuevos datos históricos y mostrar sistemas constructivos y arquitectónicos utilizados en la construcción de las diferentes fases del edificio.

No hay duda que las explicaciones de los directores técnicos del proyecto nos permitirán conocer de primera mano el actual estado de las obras y la revalorització patrimonial de este singular edificio histórico.
convent